2022: ¿Teletrabajo, sistemas híbridos, o vuelta a la oficina?

El teletrabajo fue uno de los grandes cambios que trajo consigo la pandemia. Adaptarse a trabajar de manera remota implicó muchas adaptaciones, desde cómo manejar los horarios laborales, hasta cómo combinar múltiples labores y tareas en un solo espacio: el hogar.

Una silla cómoda para trabajar, una conexión a internet que fuera estable, distribución de los espacios con las conexiones online a clases de los hijos… En fin, muchos desafíos de los que ya conversamos en artículos anteriores y que, finalmente, pudieron sortearse y encontrar soluciones…

Algo que en un inicio parecía tan caótico e inabarcable para los equipos de las empresas, para muchos impensado, comenzó a aceptarse y a ser una alternativa ampliamente preferida por la mayoría. Es más, incluso muchas empresas contrataron talento más allá de nuestras fronteras.

Entonces, ¿qué hacer cuando pase la pandemia?… ¿Retornamos a las oficinas? Y, en ese caso, ¿qué hacemos con quienes ya se han acostumbrado a dos años trabajando a distancia, inclusive desde otros lugares geográficos?

Esta es, sin duda alguna, una de las temáticas más recurrentes en la Mesa de Personas de MITI y uno de los mayores desafíos a abordar este 2022 por el área de people care de las empresas.

Trabajando a distancia

Acid Labs es una empresa desarrolladora de software y productos a medida que siempre ha contado con la opción de teletrabajo. Es por esto que la llegada de la pandemia no implicó nada tan nuevo para algunos miembros de sus equipos… “Siempre tuvimos la opción de teletrabajo, pero desde que inició la pandemia decidimos adoptar el concepto estratégico de Remote First. Así, actualmente, nuestro sistema es 100% remoto, pero igual contamos con una oficina totalmente equipada con puestos individuales y salas de reunión, además de espacios de recreación, para que todos aquellos que quieran o lo necesiten, puedan asistir y juntarse a compartir con el equipo”, comenta Tomás Moreno, HR Manager de Acid Labs.

Con la pandemia, muchos cerraron oficinas ya que, debido al confinamiento, no eran necesarias. Sin embargo, el período en que nos encontramos actualmente requiere generar nuevos espacios o modos más dinámicos de trabajo. Como Acid Labs, son también otras las empresas que han comenzado a habilitar oficinas para que sus equipos comiencen a asistir al trabajo de manera presencial, pero en ningún caso esta opción se ha vuelto obligatoria o definitiva. Al parecer, el trabajo presencial no volverá en un 100%. ¿Por qué?

En otras empresas MITI como Magnet y Continuum, junto al trabajo remoto vino el desplazamiento de sus talentos a otras zonas geográficas, tanto dentro como fuera del país. Hoy en día muchas más personas trabajan desde otras partes. En Magnet, por ejemplo, la empresa se compone por un equipo total de 35 personas. De ellas, desde que inició la Pandemia, casi un cuarto se encuentra distribuido otras zonas geográficas: cinco personas fuera de Santiago y tres fuera del país.

“Hay un chico, por ejemplo, que vivía en Valparaíso y venía a trabajar a Santiago de lunes a viernes; y, cuando empezó la pandemia, obviamente volvió a Valparaíso. Luego, al año de iniciada la pandemia, la misma persona nos escribió consultándonos si eventualmente debía volver, y ya sabemos que no se puede forzar una situación así. Actualmente, lleva viviendo y trabajando desde allá hace dos años, y no solo eso, trabajando bien y teniendo buenos resultados. No lo vamos a hacer volver… Siempre les digo que, eventualmente, deberán venir para una reunión con algún cliente, un lanzamiento o un kick off, pero no todos los días. Y así con los miembros de todos nuestros equipos”, comenta Tomás Parada, Encargado de Desarrollo Organizacional de Magnet.

Para Tomás Parada lo fundamental es aprender que se puede confiar en los equipos. “Hay que dejar los miedos del trabajo remoto y de trabajar con personas que estén en otro punto geográfico. Si seleccionaste bien a tus talentos, no importará desde dónde trabajan. Si son personas responsables, no dejarán de serlo por estar en otro lugar”, menciona el líder del área de personas de Magnet.

Desde Continuum reconocen que la gente ya se afiató. “Al principio el teletrabajo fue una instancia forzosa para todos, pero los equipos ya se acostumbraron y ahora ven el lado positivo. El tiempo, por ejemplo. Ahora se desconectan a las seis y tienen más tiempo para realizar otras actividades”, comenta Andrea Concha, Líder en Gestión de Personas en Continuum. Es más, desde Continuum mantendrán el teletrabajo para este 2022: “no hemos puesto fechas, pero seguiremos con esta modalidad porque se ha adecuado bien. En un principio tuvimos problemas, como todos, pero ahora ya no, nuestros equipos lo prefieren”, agrega Andrea.

Principales desafíos

Así, parece ser que el “retorno a la normalidad” no implicará necesariamente retornar a las oficinas… Sino que más bien adaptar el modelo y buscar nuevas oportunidades de desarrollo. Sin embargo, siempre existen desafíos a superar. Algunos de ellos relacionados con el cómo generar espacios de interacción entre los equipos para que las personas se conozcan y se sientan más parte de la empresa, cómo fortalecer la cultura desde remoto, cómo mejorar las comunicaciones y la transmisión de conocimientos entre equipo, entre otros.

Desde Acid Labs reconocen dos grandes dificultades que afronta cualquier empresa que trabaja de manera remota: la transmisión de la cultura y aprender a escuchar. La capacidad de transmitir la cultura de manera transparente y generar lazos de confianza con las personas que se van sumando al equipo. “La cultura se genera en el día a día de una organización y, en la virtualidad, es muy difícil que todos los elementos que la componen y la hacen única, puedan verse reflejados de la misma manera… Es difícil, pero no imposible”, comenta Tomás Moreno, agregando que existen muchas maneras de trabajar en la construcción de una cultura corporativa fuerte a pesar de la distancia y, “para eso considero que el bastión fundamental para lograrlo es la comunicación a todo nivel”.

En relación con la comunicación a todo nivel, también resulta fundamental saber escuchar. Conocer los dolores del equipo y saber accionar sobre lo que realmente agrega valor, generando confianza en la organización y fortificando la cultura de la misma. Al respecto, Tomás Parada comenta que algo que ha sido difícil de reemplazar en el teletrabajo es la comunicación espontánea que se generaba en la oficina y los pasillos: “Antes, muchas veces pasaba que un equipo estaba hablando de un proyecto en una oficina y, desde la oficina del lado, escuchaban y comentaban que habían pasado por un proyecto similar. En esas instancias se generaban conversaciones muy fructíferas. O también, si alguien tenía una duda, desde otro rincón de la oficina había una persona que le decía ‘ven, yo te lo explico’… Ahora eso se da menos, porque estamos en menos contacto unos equipos con otros”, menciona Tomás.

Así, desde Magnet han generado espacios de encuentro con los equipos de carácter libre, donde se abarcan temáticas más de allá de solo lo laboral, con la finalidad de que los equipos se conozcan, generen lazos, y comiencen a interactuar mayormente. Del mismo modo, en Continuum generan reuniones recurrentes con cada miembro del equipo, a modo de complemento para saber cómo se está desarrollando cada persona y qué dificultades están afrontando. “Para nosotros, lo más importante son nuestros equipos, las personas”, comenta Andrea Concha.

3 puntos que sintetizan los aprendizajes del trabajo remoto

La comunicación es fundamental

Cómo abordar una comunicación efectiva con los equipos y entre ellos, sin duda alguna fue uno de los grandes desafíos del teletrabajo. Junto con ello, el cómo comunicar la cultura a quienes recién se iban integrando en la empresa, dadas las circunstancias de trabajo remoto.

Estar en contacto y a disposición del equipo resulta fundamental para poder generar confianza y relaciones duraderas entre las personas, los equipos y las empresas. Así, la comunicación es la clave número uno para un buen funcionamiento del trabajo remoto. Ser capaces de transmitir claramente todo lo que sucede, los logros alcanzados y las metas a cumplir, generará un clima favorable, mantendrá a los equipos unidos y enfocados en un mismo objetivo.

Productividad enfocada en resultados

Uno de los grandes cuestionamientos que surgió desde el cambio de trabajo presencial a remoto fue cómo lograr y mantener la productividad de los talentos. Y es que este nuevo contexto ha generado profundas transformaciones en la cultura de trabajo y organizacional. Ya nadie espera que un colaborador esté en su puesto de trabajo sentado durante toda una jornada de tiempo preestablecida, con un monitoreo constante de su trabajo… El enfoque ha cambiado y, ahora, se valida a los colaboradores en base a sus resultados obtenidos. Además… Si seleccionaste bien a tu equipo, no deberías preocuparte, ¿no?

Así, la productividad ahora se enfoca en los resultados, permitiendo que cada persona pueda organizarse de la manera que más le acomode, realizar su trabajo desde el lugar que desee y manejar sus tiempos según lo necesite, pero ¡ojo!, siempre cumpliendo con los tiempos y responsabilidades asignadas. El disponer de mayor libertad, requiere también de mayor responsabilidad.

Calidad de vida

Con el trabajo remoto, en un inicio, pareció ser que la calidad de vida empeoraba, las horas de trabajo aumentaban y, junto con ello, el estrés y bajo rendimiento. Sin embargo, el tiempo ha demostrado todo lo contrario. Al parecer, los motivantes de estos resultados negativos estaban más asociados a la pandemia que al teletrabajo mismo, y es que, hoy en día son mayoría quienes quieren seguir con esta modalidad.

¿Por qué? Actividades que antes eran parte del día a día, como viajar por horas en el metro, autopistas congestionadas, y apuros para llegar a tiempo al trabajo, ya han sido eliminadas casi por completo por algunas personas. Este tiempo, en cambio, ha permitido incorporar otras actividades de carácter más recreativo y que generan mayor satisfacción. Por ejemplo, compartir más con la familia, realizar actividades físicas, lecturas, entre otras. Así, el teletrabajo nos ha permitido disponer de más tiempo para diversificar nuestras actividades.

En síntesis… El trabajo remoto sí puede ser fructífero

Se puede lograr ser capaz de trabajar de esta forma. Sin duda que el camino ha implicado desafíos, pero cada vez esos desafíos se ven más lejanos y el teletrabajo va tomando más fuerzas de las que, quizás, alguna vez pensamos. Las barreras geográficas ya no son un impedimento para colaboradores de una misma empresa y, es más, hay quienes valoran estas instancias y las consideran como buenas influencias para el trabajo en equipos.

Fuente

MITI- Blog de MITI

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

We’d love to hear from you! Let us help. We have the best software engineering team waiting for you.

Chile

+ 56 2 2946 2106

nborquez@acid.cl

Suecia 0142, Providencia

Santiago, Chile

Bases Legales

Usa

+ 1 7865917780

hello@acid.com

Subscribe